D.O.Q. Priorat

logo_doq-priorat

PEQUEÑAS FINCAS DE VIÑAS VIEJAS DE GARNACHA Y CARIÑENA

Robert Parker en 2015 valora 163 vinos del Priorat con una nota media que supera los 90 puntos. L’Ermita de Álvaro Palacios logra por fin los 100 puntos

VI DE VILA. EL CARÁCTER DE CADA PUEBLO DEL PRIORAT

DOING BUSINESS

alvaro_palacios_dofiDesde hace años los vinos del Priorat obtienen máximo reconocimiento internacional hasta el punto de que en las principales guías y críticos sitúan año tras año etiquetas del Priorat en el podio con las máximas valoraciones. Robert Parker en 2015  de entre 22 vinos catalanes que han llegado a 95 puntos o más 19 vinos pertenecen a la DOCa Priorat destacando los 100 puntos de L’Ermita 2013 de Álvaro Palacios, su 2012 con 98 puntos, los mismos que los célebres Clos Mogador 2012 y Clos Erasmus 2012, el otro tinto Catalán al que Parker premió en su día con 100 puntos, para 3 proyectos que en su día fueron pioneros del renacimiento del Priorat.

Entre tantos proyectos más recientes, destacan los emergentes Les Manyes 2012 y Les Tosses 2012 de Terroir al Limit ambos reconocidos con 98 puntos. Nit de Nin 2012 de la Familia Ortiz Nin, Mas Doix 1902 2009 con 97, Finca Dofí 2013 Alvaro Palacios, Scala Dei Masdeu y La Creu Alta de Mas Alta con 96. Lo que llama la atención es la alta puntuación media de todos los vinos reseñados, en total 163 vinos con una nota media de 90,63 y demuestra la solidez del perfil cualitativo del Priorat.

 

 

BODEGAS DESTACADAS

ELS COSTERS, VIÑAS DE VÉRTIGO

La configuración del cultivo se caracteriza por pendientes que superan el 15% de desnivel en la mayor parte de casos, y algunas fincas llegan al 60%. La tortuosa geografía de esta zona obliga a cultivar el viñedo en pendientes (“costers” en lengua catalana), algunos de los cuales no permiten un acceso mecánico. Por este motivo se trabaja siguiendo las formas más tradicionales de cultivo. El paisaje que generan estos viñedos es una de las características del Priorat, que le aportan esta personalidad e identidad tan acusadas.

A causa del tipo de terruño y del clima tan peculiares, la cepa sufre de manera importante y, como consecuencia, se obtienen unas vendimias más bien escasas, con unos rendimientos de uva bastante bajos, que no superan la cantidad de 1 kg. por planta como media, pero que otorgan a los vinos de esta zona de una identidad muy singular.

LA LLICORELLA, EL SECRETO MINERAL DEL PRIORAT

Este territorio lleno de colinas está formado por materiales de la era paleozoica, principalmente pizarras formadas entre 416 y 318 millones de años atrás. Por tanto, son las pizarras más antiguas que se pueden hallar en Cataluña. Los suelos son poco profundos, normalmente de un solo horizonte y en seguida (a unos 10-15 cm) ya se encuentra la roca madre. Tienen un bajo contenido en materia orgánica y están formados mayoritariamente por la disgregación de las pizarras, que aquí reciben el nombre de licorella o llicorella, unas piedras laminares y quebradizas de color de cobre oscurecido, entre las cuales penetran las raíces de las cepas en búsqueda de humedad, agua y nutrientes.

es la indudable protagonista de la denominación de origen Priorat. El origen de la palabra está vinculado a la expresión llècol, que se hacía servir para indicar humor, gusto, cuya etimología proviene del celta y quiere decir piedra. Piedra, gusto, pizarra, licorella, todas estas palabras acaban convirtiéndose en sinónimos en el Priorat.

EL “VI DE VILA”, UN CASO ÚNICO EN ESPAÑA

Los “Vins de Vila” (Vinos de Villa) profundizan en un concepto clásico en la cultura vinícola: el vino de pueblo -de village o de commune, como dirian los franceses-, que parte de la base de que además de una tipicidad común, existen diferencias reconocibles entre vinos elaborados en diferentes zonas de una misma denominación de origen. Es la primera vez que en España se va más allá de las denominaciones genéricas o, como máximo, de las subzonas, para dar un reconocimiento legal a los nombres de sus pueblos en la etiqueta de las botellas.
Un terruño (conocido en todo el mundo con el nombre francés de “terroir”), es un terreno con unas características geológicas y geográficas propias para el cultivo agrícola.
El vino de villa es aquel vino obtenido a partir de uva procedente de las parcelas vitivinícolas pertenecientes a la Denominación de Origen Calificada Priorat e incluidas dentro de una misma zona de producción o villa.

Anuncios