D.O. Conca de Barberà

logo_concabarbera

De los vinos monásticos medievales a las catedrales del vino modernistas, una larga historia que culmina con la eclosión de la sutil variedad trepat

BLANCOS Y CAVAS DE LA CONCA

TINTOS DE TREPAT

DOING BUSINESS

La relación calidad/precio es uno de los valores fundamentales de la Conca de Barberà y las excelentes puntuaciones obtenidas en este 2015 en Wine Advocate demuestran que existen espectaculares oportunidades de localizar vinos “best value”. Destaca Molí dels Capellans que logra 92 puntos con el Ilustrissim Reserva, 91 con el monovarietal de Trepat y 89 puntos con el entry label Atrepat. Carles Andreu con el Trepat logra 90 puntos y con el blanco de Parellada 89. Algo parecido logra Josep Foraster, 90 puntos con el Mas Foraster Trepat y 88 con Mas Foraster Blanc Selecció Macabeu. Las originales presentaciones y juvenil propuesta de Succés Vinícola, 88 con El mentider y 87  Cuca de Llum y la Experiència Parellada. Vinos que no alcanzan los 10$ en los puntos de venta

BODEGAS SELECCIONADAS

 

agricola-barbera
Cooperativa de Barberà de la Conca. Las Catedrales del vino son bodegas cooperativas del siglo XIX en el periodo artístico del Modernismo.

DEL MONASTERIO DE POBLET A LAS CATEDRALES DEL VINO

La historia vinícola de la comarca se remonta al siglo I, pero su tradición está estrechamente ligada al Monasterio Cirsterciense de Poblet y a sus monjes templarios guerreros. Durante la época medieval los monjes cistercienses impulsaron el cultivo de la vid y la elaboración del vino y es todavía en la actualidad el valor eno-turístico más firme de la comarca y visita indispensable al estar todavía habitado y vinculado a la elaboración del vino.

La irrupción de la filoxera provocó un movimiento cooperativo para hacer frente a la plaga. En 1894 nació la Cooperativa de Barberà de la Conca a la que siguieron toda una lista de bodegas cooperativas. Se levantaron edificios modernistas en las bodegas, bautizadas como las “catedrales del vino” y que actualmente son motivo de rutas turísticas.

festatrepat
Para disfrutar del Trepat en verano se celebra su fiesta en el pueblo que da nombre a la comarca

Trepat, la variedad autóctona de la Conca de Barberà

El trepat es una de las grandes variedades de uva recientemente recuperadas en el mundo vinícola. Producida principalmente en la Conca del Barberà, y en el Penedès para la elaboración de cava esta uva ha sido utilizada para producir vinos y cavas rosados, incluso blancos, debido a su escaso color. Su cultivo es muy complicado debido a la delicadeza de esta uva. A pesar de ello, los viticultores están apostando por esta variedad.

El trepat es un vino sin escándalos, con sencilla complejidad. Da poco color y su sabor recuerda a las fruterías de antaño, con una mezcla de aromas dulces y el verde frescor de las verduras, que equilibran el conjunto. Un sabor sutil, pero amplio, tanto en nariz como en boca, que gracias a su correcta acidez y los insistentes taninos, lo hace fácil de beber.

 

s’obté un vi destacable, lleuger, fresc i afruitat, de color rosa gerd, net i lluminós. En l’elaboració en negres s’obté un vi fresc i lleuger amb un color entre cirera i rubí i ribet violaci. En boca sobresurten notes de fruites vermelles i regalèssia fusionades per un toc especiat de pebre i fulla de llorer.

En variedades blancas destacan Macabeo y parellada

Clima de contrastes

En general, podemos hablar de un clima mediterráneo de transición entre el de la costa, dada la relativa proximidad al mar, más suave y propio de las comarcas tarraconenses, y el continental, más riguroso, frío en invierno y muy caluroso en verano, típico de las comarcas ilerdenses.

La modesta altitud de la sierra de Miramar y el estrecho de la Riba permiten una cierta influencia de los vientos húmedos y templados del mar, pero por otro lado, las marcadas inversiones térmicas invernales acentúan las heladas en las partes más hondas de la comarca. Todo ello hace que los inviernos sean fríos y los veranos no muy calurosos, existiendo un diferencial térmico notable entre el día y la noche.

SUELOS VARIADOS

son, en su gran mayoría, de naturaleza calcárea y pobres en contenido de materia orgánica. Pueden ser arcillosos, con un característico color rojizo o de una textura más suelta y coloración parda. En el fondo de la cuenca hay terrazas fluviales.

En el extremo suroeste de la comarca, en las partes bajas de las laderas de las montañas de Prades, también aparecen suelos de pizarra (llicorella).

Anuncios