Pulpo gallego: Todo por el Tentáculo

Al pulpo los marineros supersticiosos le temen cuando adopta formas gigantescas por el terror que provoca ver salir de las aguas alguno de sus tentáculos amenazantes con las ventosas como arma pegadiza de la que resulte imposible librarse.


Existen leyendas de todas las épocas que lo convierten en un malvado protagonista de la literatura vinculada a los océanos. En la cocina también goza de numerosas leyendas negras, especialmente por la enorme cantidad de errores en su preparado que acaba sufriendo el comensal, demasiado duro, demasiado elástico y chicloso… lograr el punto justo de cocción es uno de aquellos Expedientes X de la gastronomía mundial, más errores que aciertos para transformar la Tentación por el Tentáculo en decepción.

En el intento de lograr la textura perfecta del Pulpo más de uno queda escaldado, ni una, ni dos, ni tres veces

Si existen verdaderos especialistas capaces de lograr la textura y firmeza perfectas para una degustación antológica, la mayoría tienen orígenes gallegos, son los sabios en este arte transformador de las 8 patas más famosas del reino animal en un manjar. Solo hay que dejarse caer alguna vez por la localidad de Carballiño o en algunas de las fiestas de “pulpeiros” para entender que juegan en la Champions League y los demás en categorías inferiores.

Observamos que en los últimos años el mundo entero se ha rendido a la evidencia: no hay mejor pulpo que aquel que pisa lonja de las costas gallegas y es tratado por manos expertas, especialmente en la estrategia de preparación con tiempos exactos entre congelación, cocción y preservación. Se ha acabado imponiendo en el sector profesional de la alimentación el engorro de adquirir el producto crudo y predominan tres formatos envasados: Los tentáculos cocidos, cocidos y congelados o en conserva: abrir, calentar, complementar… y a comer!!!!


PULPO EN ACEITE DE OLIVA LOS PEPERETES

Peperetes_conservas_gallegas-pulpo

La conservera gallega Los Peperetes nos presenta dos de las formas más sabrosas de degustar el pulpo, los tentáculos en aceite de oliva y al pimentón, para reproducir la receta tradicional del Pulpo a la Gallega, uno de los hitos del mundo de las tapas española. siempre que aparezcan los trozos de tentáculo sobre una cama de patatas hervidas con el toque fundamental de aceite de oliva, pimentón ahumado y escamas de sal en su justa medida.

En Los Peperetes reciben pulpo fresco de las mejores lonjas gallegas. Una vez limpio, se procede a congelar con el objetivo de romper las fibras de su carne, proceso fundamental que garantiza la ternura adecuada.

Se cuece con agua, sal y cebolla durante el tiempo oportuno y según el tamaño de cada pieza. Terminada la cocción, se escurre y se deja enfriar durante unas horas, para luego cortarlo y presentarlo ordenadamente. Antes de sellar la conserva se le incorpora el aceite de oliva o  en el caso del Pulpo al Pimentón la salsa gallega a base de aceite de oliva, pimentón y ajo.

Una delicia

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s