El Vilar, aceites de varietales autóctonos del Baix Ebre

el

El destacado elaborador de aceite de oliva virgen extra Molí de la Creu localizado en las comarcas fronterizas entre Catañuña y el País Valenciano pertenecientes a la Denominación de origen Controlado DOP Oli del Baix Ebre-Montsià, apuesta por las variedades autóctonas e históricas de la región, con la conocida aceituna Farga como bandera de personalidad propia al ofrecernos los olivos más antiguos de la Península ibérica, con ejemplares con casi dos mil años de historia.

Con las variedades Farga, Morruda, Sevillenca y Marfil, Molí de la Creu nos ofrece aceites de oliva virgen extra con personalidades únicas en el mundo.

el-Vilar-FargaAdemás de la Farga más difundida a nivel comercial y de la que se elabora el exclusivo aceite procedente de Olivos Milenarios, el Molí de la Creu con sus etiquetas El Vilar nos permite disfrutar también de las menos conocidas variedades autóctonas Morruda, Sevillenca y la recuperada y escasa variedad Marfil, única en el mundo por su color blanco marfil en su estado de maduración. Las cualidades de cada varietal nos ofrecen aceites de perfiles bien diferenciados:

FARGA:  la variedad de los olivos más antiguos de toda la Península Ibérica, un verdadero Patrimonio Natural.  característica de las comarcas más meridionales de Cataluña y de las del norte de la Comunidad Valenciana.

Vigorosa y de maduración temprana. El fruto, presenta  elevada resistencia al desprendimiento y se recoge a finales de Noviembre, con un grado de maduración muy bajo.

La Farga en la cata: perfil afrutado medio-alto, con connotaciones claramente verdes (césped cortado y matices de plátano verde o nueces verdes, tomatera y alcachofa), con tendencia a dar aceites con un gran equilibrio entre dulce, amargo y picante, y con una astringencia final ligera. Destaca por su extraordinaria capacidad de conservación.

 

el-Vilar-Marfil_moli_de_la_creu_oli_olivaVARIEDAD MARFIL: Autóctona de la comarca del Montsià. Su nombre hace referencia a su forma alargada y al color blanco que toma la aceituna al madurar, esta característica la hace única. Debido al bajo rendimiento económico, la relevancia de su cultivo ha sido mínima.

Destaca por la elevada concentración de polifenoles, antioxidantes naturales que frenan el envejecimiento de las células humanas. Su concentración de polifenoles es el doble que en la Arbequina. El fruto se recoge a principio de Enero, con un grado de maduración muy bajo.

la Cata:  perfil afrutado verde intenso, con un elevado amargor, picante y astringencia, que le dan un carácter muy marcado. Prácticamente no tiene dulce. Aceite con aromas secundarios muy marcados, de tipo vegetal (hojas y plantas de huerta) que acompañan al afrutado y se equilibran con las fuertes sensaciones de boca. Perfil potente y con carácter.

 

el-Vilar-Morruda_oli_oliva_extra_vergeVARIEDAD MORRUDA la más importante de las comarcas del sur de Catalunya. Su nombre hace referencia al pezón que observamos en el punto estilar de la aceituna. También es conocida con otros nombres como Morrut o Reguers (localidad de donde es originaria).

Variedad vigorosa, poco productiva, alternante y de lenta entrada en producción. Sensible a la sequía y al frío invernal. Presenta una floración temprana, la maduración de la aceituna es tardía y muy escalonada. El fruto se recoge a principios de Diciembre, con un grado de maduración muy bajo.

MORRUDA EN CATA: Ofrece aceite afrutado medio-alto, de tipo verde, con una cierta complejidad aromática, con connotaciones de hierba y matices de alcachofa o verduras. En boca es picante, al mismo tiempo que amargo y astringente. Esto puede matizar la dulzura que también está presente. La sensación final es de frescor, debido a las sensaciones vegetales que transmite.

 

el-Vilar-Sevillenca-oli_oliva_extra_vergeVARIEDAD SEVILLENCA: originaria del sur de Catalunya. Tiene diversos nombres como: Solivenc, Sevillenc, Mas de Bot (en Mora d’Ebre) o Serrana de Espadán (en la zona interior de Castelló y València).

Variedad vigorosa, de rápida entrada en producción y poco vecera, pero sensible a la sequía. La maduración de la aceituna es temprana, uniforme y con un buen desprendimiento, lo que facilita la recolección mecanizada. Su aceituna es utilizada para su consumo en mesa o para elaborar aceite. El fruto se recoge a mediados de Noviembre, con un grado de maduración muy bajo.

SEVILLENCA EN CATA: El perfil sensorial es afrutado medio de tipo verde, de gran complejidad e intensidad aromática. Con notas maduras (manzana, plátano y fresa) y vegetales (hinojo, almendra verde, hierba cortada). Dulce y almendrado en boca, es un aceite excelente para coupages y para su consumo a inicio de campaña (cuando otros aceites son verdes y amargos). El variable en astringencia, amargor, picante y manzana.

 

English Version

cat_moli_vilar_varietals_sin_precios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s