Bodegas Habla, ¡cómo habla!

el

Los vinos de Bodegas Habla tienen un valor seguro en sus comunicaciones, no confunden en su discurso porque transmiten un mensaje sutil pero extremadamente directo en como son los vinos y cuales sus afinidades al encuentro del auténtico hedonista, aquel que antes de hablar por hablar, lee y escucha, se instruye y admira para al fin pedir el Habla para compartir con generosidad con los que forman parte de su selecto club de amistades.

Se disfraza de una nada en apariencia pero es solo una llave secreta. Habla en sus blancos y rosados apelan a la alta costura femenina y hace un homenaje al glamour con su rosado provenzal Rita, la de verdad, la única. En sus tintos se muestran masculinos, sobrios y formales, vestidos de etiqueta y sin adornos metro sexuales. Brutal contraste en esta era del vino en donde abundan los cómicos de colores electrizantes y nombres rimbombantes, cargados de tatuajes, piercings y menos vino que màrqueting a la caza del bebedor prêt-à-porter y la foto resultona para obtener cientos de “Likes” en Instagram.

Botellas de formas simples y cristal de coche blindado presidencial que le dotan de un peso que engaña los sentidos ya que no nos permite adivinar cuando ha terminado la conversación con el vino, solo cuando queda la última gota sentimos en la mano que la botella pesa casi tanto en el recuerdo por la experiencia recién vertida como si quisiera trascender en el vacío la opulencia por lo bebido y vivido en el paladar y el alma.

habla_13_web
Habla Nº13 + Entraña Madurada

Por obra del Señor Francisco Polo y su familia nos tocó en suerte y por duplicado el Habla Nº 13 de la colección, un Cabernet Sauvignon de 2011 con 12 meses de doctorado en la Facultad del Roble Francés con calificación de matrícula de honor.

En cata presenta Color denso y oscuro tocado por un tono cardenalicio, contundente vozarrón se avanza a olfato y gusto con verdades como puños. Envolvente en su discurso nasal, frutas tan negras como en su paleta cromática, cacao recién salido del tueste con la elegancia de orígenes tan míticos como Chuao o Porcelana del Pedregal y amplias notas de mercado de especias.

En la consumación del acto, boca que sabe dialogar en la copa sin alzar la voz, guante de seda educado que abre a una tertulia en carne viva sin aflojarse la corbata y siempre con un porte de caballero a punto de celebrar un banquete formal para invitarnos a buscar la mejor compañía. En la mesa y también en el plato, invita a asado, a buena brasa y mejores cortes madurados de vacuno.

No hay vacuna para la seducción de unos vinos que se presentan sin fuegos artificiales ni distancias entre la palabra prometida y la que nos es dada.  Desde la apertura hasta el último sorbo, estos son los vinos que nos quitan el habla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s